Wednesday, April 28, 2010

Got papers?




MStreeter
Savannah Morning News
Apr 28, 2010

Wednesday, April 21, 2010

The InStyler

Cada vez que veo un comercial en la TV de esos productos que te resuelven la vida tan fácil me emociono y quisiera comprarlos porque generalmente lucen como productos simples y prácticos. Pero mi consumismo no llega a esos niveles, sólo observo y me imagino necesitándolos, sin embargo hace poco sucumbí a la tentación y me dije que quería probar porque en el caso del objeto de deseo tenía 30 días de uso, si no estaba satisfecha podría devolverlo (según ellos).

Gasté varias horas buscando en Google algo que me convenciera de probarlo o quizás de ni siquiera hacer el esfuerzo. Después de mi "investigación de mercado" llegué a la conclusión que las opiniones estaban divididas 50/50, pero aún así quería arriesgarme, porque las promesas que ofrece el producto son espectaculares. Decidí gastar mis 15 dólares de 30 días de prueba y esta es la segunda vez que lo uso y los resultados son realmente maravillosos.

Las mujeres como yo que tienen la ventaja de tener cabellos indecisos -pelo rizo y cuando le aplicas caliente y cepillo: pelo lacio- podemos cambiar de estilo de manera simple, pero esos cambios pueden salir un poco costosos, porque yo no sé en otra parte del mundo pero aquí en Nueva York el salón de belleza es muy caro. Y honestamente no siempre una quiere ir por ahí con el pelo leonesco.

Así que, compré mi InStyler y es súper fácil de usar, nada que ver con algunos reviews diciendo que es muy peligroso que les ha causado quemaduras, claro si usted no es cuidadoso hasta tomándose un café se puede achicharrar.
Lo único "negativo" es que considero que está un poco caro, pero según la oferta te "regalan otro", o sea salen como a 60 dólares cada uno. En mi caso hablé con otra persona y así lo pagamos entre las dos. Honestamente hasta ahora son los mejores 60 dólares que gastaré (todavía estoy en los 30 días de prueba) ya que estoy muy satisfecha con los resultados (no frizz, mucho brillo) y sobretodo el tiempo que me ahorro arreglando el pelo. Les recomiendo que hagan la prueba de los 30 días.


Update:
Aquí les dejo unas fotitos de antes y después. En la primera está el pelo secado al aire sin ningún producto como gelatina o mousse (aaaagggh) y luego ya el InStyler aplicado :)...

Friday, March 26, 2010

Cuestión de Géneros

Una vez un periodista y amigo me acusó de machista del lenguaje, porque yo le refutaba el hecho de que algunas personas quisieran feminizar algunas palabras. El pequeño debate surgió a partir del comentario de otra periodista de incluir la palabra "Lideraza" a un trabajo que yo les realizaba. Al final sólo se me ocurrió decirle y de paso sacarle una sonrisa con un "No hay problema periodisto".

Este tema es muy espinoso y las feministas de ultra derecha se les retuerce el estomágo cuando no se refieren a "ciertos cargos" en femenino, como en el caso de las muy de moda "Presidentas" o cuando se les engloba en un escrito donde no se hace alusión a ellas y ellos por separado.

Aquí les dejo un pequeño pero muy interesante artículo sobre el tema, disfrutenlo:

Escrito por: Rafael Molina Morillo

Agradezco al señor Raúl Abreu el envío del siguiente trabajo, atribuido a una profesora de un instituto público y que me parece muy oportuno ante la ola de deformaciones gramaticales que arropa a nuestro país:

“Tengo 48 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, donde primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. Empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia”, la O de “ojo” y la U de “uña”. Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba un librito con un montón de lecturas, y más adelante estudiábamos Lengua Española, Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Dibujo, Artes Manuales y Educación Física. Si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te suspendían. En el bachillerato, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia, y Literatura. Leí “El Quijote”, “El lazarillo de Tormes”, “Coplas a la muerte de mi madre”, de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega y a Espronceda... Pero sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice “Presidente” y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe el cargo. Y... vamos con la gramática. En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante”, y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “el ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”. Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción. De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no “dirigenta”; “residente”, no “residenta”. Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores). Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!”.


Wednesday, December 30, 2009

Feliz Año

Les deseo que la Paz y el Amor reinen en sus hogares.
Que este nuevo año que se acerca sea de grandes bendiciones,
lleno de salud y buen humor.

Un gran abrazo desde el otro lado del monitor.
xoxo Milonga

Wednesday, November 04, 2009

Nada ha cambiado

Extracto del diario de Jack Kerouac -17 de agosto, 1948-

"En Rusia son esclavos del Estado, aquí esclavos de los Gastos. La gente se apresura para llegar día a día a empleos insignificantes, los ves tosiendo en el subterráneo al amanecer. Dilapidan sus almas en cosas como “renta,” “ropa decente,” “gas y electricidad,” “seguro,” actuando como provincianos recién llegados del campo, abrumadoramente felices porque pueden comprar chucherías en las tiendas.

Mi vida será la de una granja que pueda alimentarme. No haré nada más que sentarme bajo un árbol mientras crecen los cultivos, tomo vino casero, escribo novelas que formen mi alma, juego con los niños y apunto con mi nariz hacia la desdicha. Lo próximo que sabremos será que todos marcharán a otra guerra aniquiladora, llevada adelante por sus líderes para mantener las apariencias. Me cago en los Rusos, me cago en los Americanos, me cago en todos ellos."


Vía: http://laperiodicarevisiondominical.wordpress.com

Monday, October 19, 2009

Monday, October 12, 2009

El House que todos llevamos dentro

"La gente se vuelve impaciente porque no siempre puede decir la verdad de lo que piensa. Y esto es positivo a veces, ser educado y considerado con el otro; pero uno necesita desahogarse de vez en cuando, es nuestra naturaleza…" Hugh Laurrie


Me encuentro entre los ochenta y pico de millones de seguidores de House. Es un tipo odioso, rebelde y malcriado, pero certero, quizás eso es lo que más atrae de él.
Según este test que he tomado de la versión online del periódico español El Mundo (suplemento Magazine) tengo algo de este personaje. Pienso igual que el Dr. House, digo Mr. Laurie, en el sentido de que hay que ser considerados con los demás, pero a veces por ser tan "políticamente correctos", por lo menos a mi se me cuece el alma cuando no puedo-debo decir lo que realmente pienso y desahogarme de vez en cuando me viene bien.
La entrevista está muy interesante, habla un poco del intérprete, pero de igual manera, por lo menos a mi me da la sensación que es House haciendonos creer que es Hugh Laurie.
Aquí va el test del final de la entrevista que le hicieron:


TEST | QUÉ SE ESCONDE TRAS ESA EXTRAÑA FASCINACIÓN POR HOUSE

Por Soledad Abad

1. Si es usted fan del médico más insoportable del mundo tal vez tenga, como él, algún problemilla con el universo. Díganos cuál es su sensación dominante cuando ve la serie.

a. Buen humor.
b. Sorpresa.
c. Satisfacción

2. Usted cree que su grado de sintonía con el personaje de House se refiere a:

a. Me parezco a él.
b. Me gustaría parecerme a él.
c. Debería haber muchas más personas como él.

3. ¿Cuántas veces a la semana se queda usted con las ganas de hablar a alguien de su entorno laboral con la misma libertad y mala leche que lo hace House?

a. Muchas.
b. Alguna.
c. Ninguna.

4. El ser supremo, o los genes, le han dado a usted el don de:

a. La palabra, el ingenio, la ironía.
b. La santa paciencia.
c. La discreción e inadvertencia.

5. Sea como sea, usted alguna vez pierde los nervios. Entonces...

a. Suelo hablar sin pensar y a menudo meto la pata. Las contestaciones buenas se me ocurren a posteriori. ¡Qué rabia!
b. Me crezco en el conflicto: la ironía es lo mío.
c. Me quedo paralizado como un conejo deslumbrado por los focos.

6. Usted, ¿cómo lo lleva con su jefe? (si no tiene jefe, piense en su mejor cliente).

a. Lo tengo bajo control, así que sólo puedo responder: magníficamente.
b. Bien, vamos, normal.
c. No le soporto, me trata de pena.

7. Rebusque entre sus fantasías. ¿Qué le diría a ese jefe/compañero/subalterno que es un incompetente enchufado?

a. ¿Sabes lo que eres? Un incompetente enchufado.
b. Aparta de mi vista, gilipollas.
c. Supongo que es duro ser el enchufado...

8. La última vez que dijo exactamente lo que pensaba, aunque dañara a alguien fue...

a. No lo sé. ¿Lo he hecho alguna vez?
b. Hace un momento, es mi norma.
c. Sólo lo hago cuando es la única forma.

RESULTADO

Puntúese como sigue: Pregunta 1: a: 5; b: 0; c: 10. Pregunta 2: a: 5; b: 0; c: 10. Pregunta 3: a: 10; b: 5; c: 0. Pregunta 4: a: 5; b: 0; c: 10. Pregunta 5: a: 10; b: 5; c: 0. Pregunta 6: a: 5; b: 0; c: 10. Pregunta 7: a: 10; b: 5; c: 0. Pregunta 8: a: 10; b: 5; c: 0.

INTERPRETACIÓN

Entre 0 y 30 puntos Usted, básicamente, está en paz consigo mismo e integrado socialmente. No corre el menor riesgo de parecerse al doctor House. Entre 35 y 60 puntos Usted tal vez no lo sepa, pero hay mucho de House en esa mente tan peculiar y agitada que tiene. Entre 65 y 80 puntos Necesita liberarse, decir alguna vez lo que piensa, de ahí que para usted House sea liberador.

Friday, October 09, 2009

Sweet Tooth

Recientemente salió publicada una noticia sobre el vínculo del consumo de gosolinas en la niñez y la posterior agresividad de éstos en edad adulta. Parece que estos científicos tenían mucho tiempo y dinero para invertir en una investigación de este tipo. Pienso que en muchos casos el comportamiento de una persona depende de la educación que ha recibido de sus padres, de como procesa las experiencias vividas y el ambiente en el que se desarrolla.

Lo que si he escuchado como un himno desde que llegué a este país es "no se les puede dar muchos dulces a los niños, porque se ponen hiperactivos". Y mis amigos y yo (los no nacidos acá) relajamos con el hecho de que en "nuestros países" eso no sucede. Luego nos ponemos más serios y analizamos que quizas en "nuestros países" los niños tienen más tiempo para jugar al aire libre y quemar las calorías que consumen. Lo que si sé que en gringolandia el consumo de dulces o golosinas tiende a ser mayor, que es muy triste que en un país con frutas de todos los rincones de la tierra y disponibles todo el año, la gente prefiera comerse un chocolate y no una naranja, un kiwi o algo más fácil unas cuantas uvas.

Pero todo en esta vida es cuestión de educación, costumbres y el deseo de mejorar nuestros hábitos. Es como por ejemplo el nieto de una ex compañera de trabajo y mi hija se llevan semanas de diferencia de nacimiento, por lo tanto siempre compartíamos y comentábamos los progresos de los chiquillos. Cuando tenían alrededor de 7 u 8 meses ella me hizo un comentario que provocaron que los ojos se me quedaran como dos platos. Hablábamos sobre la rutina de la alimentación de los bebés y así como quien no quiere la cosa la joven abuela me soltó que su nieto no comía si no era con su Pepsi al lado…¿?… y que además su otra abuela -con quien vivía el niño- le daba pancito mojado con café todas las tardes.
No sólo lo que me acababa de comentar era insólito para mi, si no que le notaba un dejo de orgullo en las pestañas.

No todos los padres tienen la ventaja de tener hijos que coman los vegetales y frutas, sobretodo sin protestar, pero el hecho de que nos toque un niño "picky" al comer, no quiere decir que debemos atiborrarlo de dulces y comida chatarra, para compensar lo que han dejado de alimentarse. Creo que para todo debe haber un equilibrio y que es error de muchos padres el premiar a sus hijos con caramelos, éste probablemente no será lo que desate la agresividad y autoritarismo en su adultez y posiblemente en toda su niñez y adolescencia, más bien los padres o madres al ser permisivos en querer complacer a su hijo en todo o hacerse de la vista gorda en ciertos comportamientos.

Lo sé, es una tarea díficil educar y criar a los hijos, muchas veces nosotros mismos debemos re-educarnos y autoanalizarnos para exorcizar nuestros propios demonios que nos persiguen de la niñez. Es nuestro deber no repetir los mismos errores de nuestros padres, más bien tomar lo bueno y educarnos para así tratar de no tener en el futuro hijos dolores de cabeza. Amén.